«Tengo lupus y quiero ser madre»

«Quiero ser madre, pero me da miedo. No me lo planteo ahora mismo, con 30 años, pero sí es algo que tengo que ir asumiento, porque me acobarda. Debo ir trabajando este asunto con mi pareja. Estoy en ese proceso. Suele decirse que el médico es el peor enfermo y a mí me pasa un poco así: sé tanto sobre mi enfermedad, que me cuesta dar el paso». Elena Fernández preside desde el pasado mes de noviembre la delegación vizcaína de la asociación Adeles de afectadas por el lupus, una complicada enfermedad del sistema de defensas, muy popular por el televisivo doctor House, pero desconocida. Afecta a una de cada 1.000 personas, el 90% mujeres de 15 a 40 años, y se manifiesta dañando la piel, las articulaciones y los órganos inter nos: riñones, pulmones, corazón…

Especialistas y pacientes se reunirán hoy en una jornada en Bilbao, convocada con motivo del Día Mundial de la enfermedad, que planteará entre otras cuestiones si es posible quedarse embarazada si se vive con esta patología. La respuesta es que sí, aunque la gestación debe ser «debidamente programada», según explica el especialista Guillermo Ruiz Irastorza, jefe de Sección de la Unidad de Enfermedades Autoinmunes del hospital de Cruces. «Tradicionalmente, se asumía que lupus y embarazo eran incompatibles y, aún hoy, muchas mujeres reciben este mensaje, que no es cierto, como demuestra el trabajo que hemos hecho en nuestro hospital, junto con las áreas de Ginecología y Reumatología», detalla el experto.

El lupus no es una enfermedad contagiosa ni hereditaria, a pesar de la predisposición que tienen a padecerla los pacientes con antecedentes familiares. Es de esas patologías que se denominan autoinmunes sistémicas, que quiere decir que las defensas que nos protegen de virus y gérmenes se descontrolan y, no se sabe por qué, atacan a los órganos sanos. La enfermedad se manifesta por dolores articulares, fiebre y una alta fotosensibilidad, que desencadena, en algunos casos, el 30%, unas manchas en la cara de color rojizo que tienen el aspecto de la mordedura del lobo. De ahí su nombre, lupus. Su severidad depende de lo vital que sea el órgano que resulte afectado.

El hospital de Cruces puso en marcha un servicio en 2007 de asistencia al embarazo de las pacientes con lupus, que ha asistido a 200 gestantes. El programa ha permitido el nacimiento de más de 150 bebés, todos sanos, con resultados mejores incluso que en el conjunto de la población, dado el exhaustivo control al que se las somete. Una treintena de estas mujeres no ha dado a luz todavía. «Lo iré asumiento y seré madre. Tengo que elegir bien el momento», reitera Elena Fernández.

Fuente: http://www.diariovasco.com/v/20110510/al-dia-sociedad/tengo-lupus-quiero-madre-20110510.html

Tags: , ,