Nuevos tratamientos para el Lupus

Recientemente fue publicado en portales de noticias que ha sido aprobado un nuevo tratamiento para el Lupus Sistémico. Sin duda una esperanza.

El Lupus es una enfermedad en la cual el sistema de defensas del organismo ataca de forma indiscriminada los propios tejidos inflamándolos y dañándolos hasta llegar a producir el fallo de alguno de estos.

Lo anterior se da cuando no se realiza intervención terapéutica alguna, lo que es poco usual en la actualidad pues los tratamientos disponibles han logrado controlar muy bien, en la mayoría de los casos, la enfermedad.

Fue en 1955 que se aprobó para el Lupus la hidroxicloroquina y los esteroides, poco antes lo fue la aspirina. A partir de ahí ningún otro fármaco había sido diseñado para tratar esta enfermedad y aprobado su uso.

En la actualidad los médicos reumatólogos contamos con muchas opciones terapéuticas de forma individual o combinada para el tratamiento de las diversas manifestaciones de la enfermedad y esto ha sido por observación de efectos benéficos de algún fármaco o por estudios posteriores en los que se comprobó eficacia sobre el Lupus, en especial cuando se habla de nefropatía lúpica (daño en los riñones) o complicaciones neurológicas de este.

Así pues se utilizan muy frecuentemente la azatioprina, ciclofosfamida, esteroides orales o intravenosos en altas dosis y más recientemente el micofenolato de mofetil o el rituximab.

Uno de los principales problemas con los que se encuentra el reumatólogo es que la piedra angular del tratamiento, y en especial en nuestro medio, son los esteroides que controlan muy bien la enfermedad pero no están exentos de importantes efectos adversos como gastritis, hipertensión arterial, glaucoma, sobrepeso, acné, Síndrome de Cushing, estrías en piel, susceptibilidad a infecciones, etc.

Como consecuencia, muchos pacientes buscan otras opciones no convencionales de tratamiento como medicina natural o alternativa que al final pueden agravar la enfermedad.

Al darse la aprobación de forma reciente por la agencia reguladora de medicamentos de Estados Unidos (FDA), se genera una esperanza para los pacientes con Lupus, pero es de cuidado pues se ha observado que el nuevo tratamiento (Belimumab, nombre comercial Benlysta no disponible en el país al momento) tampoco está exento de riesgos.

No se aprueba para su uso en pacientes con enfermedad renal o neurológica. No se observó adecuada efectividad en raza negra y hubo importante tasa de infecciones asociadas con su uso. Si destaca su seguridad y eficacia con importante control de la actividad de la enfermedad y menos cuadros de activación (exacerbación) así como reducción en el uso de esteroides.

Se aplica de forma intravenosa cada dos semanas las primeras tres dosis y luego cada cuatro semanas. Lo importante de esto es que en primer lugar se cuenta con un nuevo tratamiento para esta enfermedad, por el momento solo recomendable en casos no graves y que se abre una ventana para nuevas opciones de tratamiento venideras.

Por el momento no hay autorización específica de su uso en niños y además el costo de estos tratamientos modernos, que en países de escaso presupuesto como el nuestro lo vuelve una limitante.

Si usted padece de Lupus o conoce de alguien que lo sufra y tiene dudas sobre este nuevo tratamiento consulte con su reumatólogo. Nunca se automedique, ni tampoco utilice la misma receta que otras personas que han padecido sobre esta enfermedad.

 

Dr. Mauricio Alegría
Reumatólogo infantil

 

Fuente: http://www.laprensagrafica.com/

Tags: , , ,